Adultas mayores de Futrono compartirán única casa Serviu disponible en la comuna

Con profunda emoción al recibir las llaves de su casa propia están dos adultas mayores que, desde diciembre, habitan la única vivienda disponible que posee el Servicio de Vivienda y Urbanización (Serviu) para uso exclusivo de este grupo etario y que presenten necesidad de un inmueble.

Se trata de Marta Rudolph y Raquel Garrido, ambas oriundas de Futrono, quienes durante el año acudieron al Departamento Social del municipio para solicitar los requisitos y así, optar al mecanismo que permite entregar viviendas del Serviu para uso exclusivo de personas mayores.

Sin embargo en la comuna sólo existía una disponible y por ello, el Serviu decidió aceptar la solicitud de la alcaldesa Sarita Jaramillo, para que ambas mujeres compartan el mismo domicilio de ahora en adelante, lo cual les permitirá compartir unidas la navidad en su casa propia.

Al respecto, el Director Regional del Serviu, Cristian Pizarro detalló que, “para nosotros como Minvu es de enorme satisfacción poder contribuir a una mejor calidad de vida para estas dos adultas mayores. Es emocionante y satisfactorio saber que una de nuestras viviendas enfocadas exclusivamente al uso de personas mayores, pueda ser destinada para el desarrollo de una historia tan humana y conmovedora, como la que viven las señoras Ruth y Raquel.  Es por eso que al conocer la situación social de ella, y la propuesta impulsada por el municipio, no dudamos en entregar la excepción de entrega”.

Según Olga Torres, Encargada del Departamento de Operaciones Habitacionales de Serviu, “esto es un ejemplo para la región porque es algo inédito, no habíamos entregado nunca una vivienda para dos adultos mayores, y esto nos va a ayudar mucho. Ojalá esta modalidad pueda gestarse en otras comunas porque podríamos atender una demanda grande de adultos mayores en situaciones críticas que no tienen donde vivir”.- puntualizó-

La excepción en el procedimiento de entrega de vivienda del Serviu, se respalda en las condiciones sociales que presentan de ambas mujeres, que fueron analizadas por datos recogidos por el departamento social edilicio e ingresados al organismo. Asimismo por la disposición de ambas beneficiarias de compartir una misma vivienda.