Comunidades Mapuches de La Unión rechazan posible instalación de Piscicultura en Yaquito

En una concurrida reunión del Consejo de Comunidades Indígenas de La Unión desarrollada en el salón parroquial, los dirigentes indígenas mostraron su rotundo rechazo a la posible instalación de una piscicultura en un predio del sector de Yaquito. En la instancia participaron representes de 12 comunidades, las cuales hicieron presentes diversas inquietudes  relacionadas al desarrollo económico, vialidad y principalmente la problemática surgida luego de conocerse la intención de la empresa representada por Boris Contreras del Río, de instalar una piscicultura en el sector antes mencionado.

Según relataron vecinos y dirigentes, hasta el lugar han llegado funcionarios de esta empresa a ofrecer un sinnúmero de posibles beneficios y aportes que se harían si aceptan su instalación; la Lonko Donalda Naipayán comentó que ella misma recibió la visita de un antropólogo y una asistente social   en su casa, quienes le informaron que se construiría una piscicultura en el sector de Yaquito; al respecto la Lonko señaló que le llamó la atención el alto grado de desinfomación de los agentes de la empresa y aseguró que la visitaron en una segunda oportunidad, en la que ella no estaba en su casa, por lo que dejaron un documento que describe las características del proyecto.

El documento entregado a los vecinos de parte de la empresa resume superficialmente aspectos técnicos e implicancias socio-económicas de la instalación de la piscicultura en Yaquito; según el texto este proyecto contempla en su etapa preliminar establecer un proceso de relacionamiento con los vecinos de los sectores principalmente de Yaquito, Curaco, Cunco Mocun y San Miguel, con el propósito de consolidar un diálogo donde se exponga toda la información  requerida por las comunidades y recoger sus percepciones y opiniones respecto al tema, con el fin de facilitar la comunicación entre el Sr. Boris Contreras, quien -según el texto- ha desarrollado proyectos similares en la región de Los Lagos.

Cabe mencionar que el Sr. Boris Contreras en representación de la empresa Inversiones Gramada Limitada impulsó el proyecto de Piscicultura en Cocule, que fue tema de amplias discusiones el año pasado.

La descripción que se hace en el documento entregado a los vecinos señala que el proyecto considera la instalación de una piscicultura de flujo abierto, es decir que saldría la misma cantidad de agua que entra a las instalaciones, donde se contempla la producción de peces utilizando un caudal de agua fresca de 2.500 litros por segundo. además el texto afirma que el titular del proyecto tiene constituido un derecho de carácter consuntivo, de ejercicio permanente y continuo por dos y medio metros cúbicos por segundo sobre las aguas superficiales y corrientes del río Bueno. Junto a lo anterior se pretende construir también, un pozo profundo para abastecer de agua potable al personal que labore en el recinto.

En relación al tipo de producción de la planta se señala que estará  orientada a la producción de ovas (huevos de pescado), alevines (peces de tamaño pequeño), smolts (peces de tamaño mediano) y reproductores adultos de salmónidos cuya producción anual sería de aproximadamente 1.700 toneladas.

En lo que refiere a los residuos emanados de la producción y que es la principal preocupación de los vecinos, el documento señala que el proyecto contempla la infraestructura necesaria para el tratamiento de los residuos líquidos propios de este tipo de faenas y que tras un hermético tratamiento los desechos serían trasladados a vertederos autorizados.

Junto a lo ya mencionado, cabe destacar que la inversión considerada para este proyecto es de 5 millones de dólares y su vida útil indefinida; además se señala en el texto que se brindaría trabajo a cerca de 25 personas en doble turno haciendo énfasis en que no es necesario que posean conocimientos previos, dejando entrever que los beneficiados serían los mismos vecinos del sector, a los que se les capacitaría adecuadamente. Respecto a esto la postura del presidente del Consejo de Comunidades Indígenas de La Unión Héctor Triviño es clara y enfática, “hay que ser realistas, los 25 empleos que ofrece la empresa puede ser para la construcción pero nunca para el desarrollo de las faenas de producción”.

La postura de las comunidades en relación a la que consideran -la amenaza de las pisciculturas- está fundada en la experiencia de otros proyectos  que no han cumplido a cabalidad con la normativa vigente; en la reunión los dirigentes recordaron el caso de la Piscicultura en el cruce Los Tambores que fue multada con 60 UTM el año 2011 por verter riles sin procesar a las aguas del Bueno y porque de los 6 filtros para el procesamiento de riles, solo había 3 instalados y funcionando, lo que según ellos marca un precedente.

El abogado Héctor Villarroel, tras asumir la asesoría a las comunidades en este tema, dijo que a pesar que el proyecto aún no ha sido presentado a la autoridad para su evaluación, la idea es actuar con antelación y proveerse de las herramientas necesarias para una posible acción judicial en defensa de los requerimientos de las comunidades; añadió que  lo primero ahora, es recabar todos los antecedentes relacionados a este caso y en ese sentido los solicitado por los dirigentes es que los entes pertinentes entreguen la información respecto a quienes poseen derechos de aprovechamiento de aguas en la cuenca del río Bueno.

En la reunión el abogado hizo un llamado a los dirigentes a que más allá de la protesta social respecto a  este delicado tema, se estudien todas las alternativas legales tendientes a una solución efectiva y favorable en pos de la preservación del medio ambiente local.

Para tratar este y otros temas se ha programado una reunión a la que se está convocando a diversas autoridades regionales, provinciales y locales en la que los comités APR darán a conocer su posición en este tema y a la que se sumó el  Consejo de Comunidades Indígenas de La Unión, quienes contratarán locomoción para el traslado de los dirigentes. La reunión se fijó para las 10 de la mañana del domingo 16 de noviembre en la escuela del sector San Miguel, según relató la Lonko Naipayán.

Por: Sebastian Gallardo