Demanda por sucursal bancaria en Futrono llegó a las calles

Ya desde 2011, la solicitud de instalar una sucursal bancaria en Futrono cobraba fuerza. En abril de ese año el Diputado Gastón Von Mühlenbrock y el ex alcalde Jorge Tatter, se reunieron con el presidente del BancoEstado,  Segismundo Schulin-Zeuthen, para insistir en la petición, la que anteriormente también la había realizado el parlamentario, Enrique Jaramillo.

Los argumentos expuestos eran que la ciudad lacustre había experimento un aumento  significativo de su población y que las personas debían viajar casi 50 kilómetros para realizar trámites bancarios. La petición hecha en Santiago no fructificó, ya que existía un estudio previo de prefactibilidad negativo.

Es así que para los futroninos el lugar más cercano para hacer acciones financieras es Paillaco, lo que implica un gasto de dinero y bastante tiempo en traslado.

Nueva solicitud

La insistencia por contar con la entidad bancaria, no era menor. Futrono en verano recibe un gran flujo de turistas, tanto en la ciudad como en sectores aledaños, atraídos por las bondades paisajísticas del Lago Ranco y sus alrededores.

Lo anterior, tiene como consecuencia lógica un aumento en la demanda de dinero, el que apenas es cubierto por dos cajeros automáticos, uno de los cuales se encuentra dentro de una farmacia, restringiendo su disponibilidad al horario de atención del recinto.

Es en este contexto, donde a fines de 2013 el diputado y hoy senador electo, Alfonso de Urresti, hizo un llamado en la cámara de diputados para solicitar la instalación de una sucursal, indicando que incluso se había formado un comité Pro Banco. La demanda, también era apoyada por la actual alcaldesa de Futrono, Sarita Jaramillo.

Protesta en las calles

Por el tiempo transcurrido, y la falta de una respuesta positiva por parte del BancoEstado, es que el día seis de febrero se organizó una inédita protesta para exigir una solución.

La marcha contó con la presencia de los parlamentarios Alfonso de Urresti  y Enrique Jaramillo, junto con el comité Pro Banco, la alcaldesa Sarita Jaramillo, concejales y dos consejeros regionales, donde además se sumó la edil de Paillaco, Ramona Reyes.

Esta manifestación finalizó en las afuera de la casa de veraneo del Presidente Sebastián Piñera, ubicada en la localidad de Coique, lugar en el cual los manifestantes entregaron una carta dirigida al mandatario, recordándole el compromiso asumido anteriormente, donde señalaba que Futrono contaría con una sucursal bancaria.

Actualmente solo queda esperar el resultado de esta nueva solicitud, la que ahora se expresó en las calles y cuya fuerza se sostiene en un amplio consenso sobre lo necesario que es, para la ciudad lacustre, el contar con una entidad financiera permanente.