Denuncian intervención en terrenos de familias mapuche por proyecto hidroeléctrico en Río Bueno

Una denuncia en el retén de Mantilhue realizaron los  miembros de la comunidad indígena Huenu Mapu, del sector rural de Rucatayo Alto de Río Bueno, tras comprobar que en sus terrenos se realizaron trabajos de corta y remoción de flora en zonas aledañas al estero Temblaredilla, sin autorización.

El hecho quedó al descubierto cuando el presidente de la comunidad, Joel Caiguan Flores, junto a familiares, recorrieron el sector luego que escucharan ruidos de motosierras, los que en un principio atribuyeron a trabajos forestales de una empresa colindante.

Sin embargo, en el lugar constataron la existencia de una franja de alrededor de un kilómetro de longitud, donde se cortaron diversas especies arbustivas y herbáceas. Además, se encontraron botellas plásticas con restos de bencina y estacas con marcas en el suelo.

Para Joel Caiguan, la intervención presumiblemente se vincularía a trabajos relacionados con el proyecto Central hidroeléctrica Río Isla, el que fue aprobado por la Comisión de Evaluación Ambiental regional, el 17 de enero de 2012.

“Creemos que estas intervenciones podrían corresponder al inicio de la construcción de una central de pasada de la empresa Eléctrica Río Isla, donde parte de las obras afectarían a nuestros terrenos. Por eso hemos iniciado las consultas a diversos organismos públicos para que se aclare esta situación que nos tiene muy preocupados”, señaló el presidente de la comunidad indígena.

A su vez, agregó que “sería un mal precedente que se intervengan terrenos sin una autorización, y si así fuera, esto se sumaría a que nunca la empresa nos ha contactado de manera formal, solo mediante llamadas telefónicas y citaciones individuales, de las que no han quedado registros para nosotros”.

Antecedentes

Debido a la inquietud que generó la entrada a sus terrenos particulares y la destrucción de diversas especies, miembros de la familia Caiguan Flores también concurrieron a las oficinas de CONAF y el SAG a entregar los antecedentes del hecho.

Mediante fotografías y planos, se indicó el lugar donde fue realizada la intervención y se espera que en los próximos días los servicios inicien la fiscalización o se pronuncien respecto a lo denunciado.

Asimismo, el presidente de la comunidad Huenu Mapu, señaló que no descartan acudir a otros organismos que tengan competencia en el tema, pues a su juicio la situación resulta grave.

Cabe señalar que el proyecto hidroeléctrico Río Isla, es una central de pasada cuya generación anual se estima en 20 GWh, y su inversión alcanza los 10 millones de dólares.

CV