La Turbina: el deterioro de un patrimonio histórico de La Unión

La central hidroeléctrica Llollelhue, conocida como La Turbina, es uno de los patrimonios ingenieriles más importantes de la ciudad de La Unión, siendo un pilar fundamental en el inicio del pujante desarrollo industrial que experimentó esta comuna en épocas anteriores.

Operativa desde 1909, y cuya construcción comenzó cuatro años antes, permitió que la actual capital de la provincia Del Ranco, fuera una de las primeras urbes en el sur de Chile que contó con luz eléctrica en espacios públicos.

Cabe señalar que en el país la primera hidroeléctrica fue construida en 1897, en Chilivilingo, con el propósito de iluminar las minas de carbón de Lota, además de hacer funcionar sus elevadores y  bombas de agua.

En sus orígenes la central de paso contaba con una turbina Francis de 350 Kilowatt. En una segunda etapa, durante 1928, se instaló una Kaplan de 420 KW. La energía se entregaba al molino Grob y a La Unión. A esta última le dio energía  hasta 1946, pues la ciudad comenzó a recibir electricidad desde la represa Pilmaiquén, ubicada en el río del mismo nombre.

Progresivo deterioro

A pesar de su gran relevancia y su actual operatividad, ya que sigue entregando su energía al molino Carozzi, esta central de pasada ha sufrido un progresivo deterioro en su fachada externa. El problema se concentra en la infraestructura de la represa, cuya función es desviar parte de las aguas del río Llollehue hacia las turbinas de la sala de máquinas.

Los rayados cubren casi la totalidad  de la construcción, las barandas se encuentran en mal estado. Se suma una gran cantidad de residuos que están retenidos las rejas del canal de paso, y que provienen de la basura que las personas lanzan al curso hídrico aguas arriba.

Además, el entorno que lo rodea, y que antaño era uno de los puntos donde las familias iban a pasar las tardes, hoy en día se encuentra con desechos, en su mayoría latas de cerveza, botellas y bolsas plásticas.

También, la sustitución de flora aledaña a un sector del río, con plantaciones exóticas, ha provocado un impacto paisajístico en el lugar. Asimismo, se puede observar problemas de erosión en distintas partes del terreno a un costado de la represa.

A continuación presentamos algunas imágenes de sus actuales condiciones, con el propósito de aportar a la revalorización de este importante patrimonio, cuya construcción fue uno de los proyectos pioneros en su tipo para el sur de Chile.

CV