La Unión: piden máximas penas para cuatro adolescentes acusados de robo y homicidio

En el juicio que comienza el próximo miércoles 7 de mayo, la Fiscalía de La Unión, solicitará las máximas penas establecidas por la legislación, contra cuatro jóvenes acusados de robar y matar a un hombre de 49 años.

“Estamos pidiendo las máximas penas que establece nuestra legislación contra los cuatro acusados, porque entendemos que respecto de ellos se configuran varias circunstancias agravantes de responsabilidad penal, como alevosía, pluralidad de malhechores y ejecutar el delito portando armas, entre otras”, precisó el fiscal Suárez.

Por el delito de robo con homicidio, el fiscal Suárez solicitará al tribunal que condene a Héctor Manuel Muñoz Fernández (18) a cumplir una pena de presidio perpetuo calificado (al menos 40 años de presidio efectivo), en tanto que para la otra acusada mayor de edad, Camila Velásquez Gutiérrez (18), pedirá una pena de presidio perpetuo simple (al menos 20 años de presidio sin beneficios).

Para los acusados que son menores de edad, Fiscalía solicitará que M.E.A.P. (17) sea condenada a cumplir una pena de 10 años de internación en régimen cerrado, la pena más alta para adolescentes en nuestro país, en tanto que pedirá que N.A.M.G. sea condenada a 5 años de internación en régimen cerrado, en consideración a que tenía 15 años al momento de la comisión del delito y ésa es la pena más alta que se puede imponer en Chile a menores infractores de ley de 14 o 15 años.

El homicidio

Los hechos ocurrieron a las 3 de la madrugada del 17 de junio del año pasado, cuando los acusados ingresaron a la casa de Candelario Parada González, ubicada en la población Irene Daiber de la comuna de La Unión, con la intención de sustraer especies.

“El dueño de casa se encontraba durmiendo cuando los acusados ingresaron a su domicilio tras quebrar un vidrio, agrediéndolo con golpes de pies, puños y elementos contundentes y asestándole además 31 puñaladas que le causaron la muerte por una anemia aguda”, señaló el fiscal.

Finalmente, según relató el fiscal, los acusados huyeron del inmueble con relojes, joyas, 110 mil pesos en efectivo, un cilindro de gas licuado y un celular, entre otras especies, las que guardaron en la casa de una de las acusadas, identificada como Camila de Jesús Velásquez Gutiérrez, quien vivía al frente de la víctima.

soychile.cl