Sector lechero de Los Ríos tiene gran potencial para generar productos lácteos diferenciados

El efecto del sistema productivo y la incidencia genética de las vacas para lograr una mayor calidad en leche, con componentes beneficiosos para la salud humana, fueron parte de las conclusiones que investigadores de INIA Remehue, entregaron a productores y representantes de la industria, tras la finalización de un proyecto que apuesta a la diferenciación de los productos lácteos en la Región de Los Ríos.

Bajo el proyecto denominado “Desarrollo de una línea base para la potencial generación de productos lácteos diferenciados y protocolos de producción de leche y derivados de alto valor nutricional”,  los investigadores Rodrigo Morales y Andrés Carvajal, explicaron las conclusiones del trabajo que duró 3 años, y que contó con el financiamiento del Gobierno Regional de Los Ríos y el Fondo de Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDEF). Dicha iniciativa también fue apoyada y priorizada por la Seremia de Agricultura de Los Ríos.

El director de INIA Remehue (s), Alfredo Torres, explicó que “como país no podemos sólo pensar en producir más leche, sin hacer una diferenciación. Este proyecto buscaba establecer el nivel actual de la calidad de la leche e identificar patrones de alimentación y nutrición animal que influyen y son necesarios para agregar valor a los productos lácteos. Queremos que esto no sólo sea un proyecto, sino una línea de investigación. Esto también sirve para una diferenciación de los quesos, productos lácteos, apostando a un mayor consumo per cápita interno y el acceso a mercados exigentes”.

El estudio dio a conocer la incidencia de los sistemas productivos, donde el sistema pastoril está estrechamente vinculado a una mayor calidad de leche, mientras que –se dijo- los factores genéticos también influyen en la composición de la leche, tanto a nivel de proteína como grasa total.

El investigador de INIA Remehue, Rodrigo Morales señaló que “tenemos una leche de muy buena calidad y es posible obtener una leche de mayor valor agregado cuando se produce en primavera y verano, donde aumenta la cantidad de ácidos grasos Omega 3, Acido Linoleico Conjugado (sigla en ingles CLA), importante para la salud humana que tiene efectos anti cancerígenos, antiobesidad, entre otros efectos beneficos. Toda esta  información está disponible para que la industria la tome y pueda desarrollar productos lácteos diferenciados, por estos componentes biológicos de la grasa de la leche”.

La iniciativa contó el apoyo del  Centro de Estudios Científicos (CECS) de Valdivia y el Consorcio Lechero, entidad que reúne a más del 90 por ciento de la cadena láctea nacional.

De esta forma, se cuenta con un catastro de la calidad nutritiva de la leche producida en la zona sur, un paquete tecnológico que describe el proceso de producción de leche de alta calidad y un protocolo de identificación del potencial genético animal para la producción de leche y productos lácteos de mejor calidad, lo que busca aumentar la competitividad del sector lechero nacional traducida en mayor rentabilidad.